Whiplash

Damien Chazelle, 2014

Guión: Damien Chazelle

Reparto: Miles Teller, J.K. Simmons

Valoración:  

Fotografía: Sharone Meir

MúsicaJustin Hurwitz

  • 2014: Premios Óscar: Mejor actor de reparto (J.K. Simmons), montaje y sonido
  • 2014: Globos de Oro: Mejor actor de reparto (J.K. Simmons)
  • 2014: Premios BAFTA: Mejor actor secundario (JK Simmons), montaje y sonido
  • 2014: Festival de Sundance: Mejor película y Premio del público
  • 2014: SEMINCI de Valladolid: Mejor director novel
  • 2014: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actor secundario (Simmons)
  • 2014: Críticos de Los Angeles: Mejor actor secundario (Simmons)
  • 2014: Independent Spirit Awards: Mejor actor secundario (J.K. Simmons) y montaje
  • 2014: Premios Gotham: Nominada a mejor actor (Miles Teller)
  • 2014: Satellite Awards: Mejor actor secundario (Simmons) y sonido
  • 2014: American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año
  • 2014: Sindicato de Actores (SAG): Mejor actor secundario (Simmons)
  • 2014: Critics Choice Awards: Mejor actor de reparto (Simmons)
  • 2014: Críticos de Chicago: 3 premios incluyendo Mejor director novel

 

Los sueños son el faro de la vida. Quien vive sin sueños vive sin faro, a la deriva. Se arriesga a varar en un puerto insospechado y extraño, y a darse cuenta algún fatídico día de que no era ése el destino que esperaba. Whiplash es una historia sobre perseguir los sueños, sobre cómo estar dispuesto a sacrificarlo todo con tal de no perder de vista la luz que nos indica el sentido de nuestra existencia para no abandonarnos a la oscura inmensidad oceánica de una vida sin deseos.

El faro de Andrew Neiman es convertirse en uno de las mejores baterías de jazz, y Whiplash es un retrato de la despiadada lucha que tiene que librar para perseguirlo. Para destacar en el conservatorio, para enfrentarse a su neurótico profesor Terence Fletcher y para dejar de lado todo lo que pueda desviarlo de su ruta. Sacrificios descomunales, desolación y ambición sin cuartel apuntalan una narración que no da respiro, con una interpretación sobrecogedora por parte de Miles Teller y, sobre todo, de J. K. Simmons, que protagoniza escenas de una tensión escalofriante. Obra maestra imprescindible. Un relato que nos desafía, alertándonos a ritmo de los más grandes del jazz de que podemos haber olvidado dónde hemos dejado nuestras ilusiones de juventud, y de si realmente la marea de nuestros días nos está llevando hasta un puerto que nos ilusione.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s