El Impresor de Venecia

1464628519_748887_1464628782_noticia_normalJavier Azpeitia (Madrid, 1962), 2016

Tusquets, 1ª ed., 344 páginas.

Entre la diversidad de tipos que conforman la especie humana, uno de los más peculiares es el de quienes renuncian a vivir el mundo para leerlo. Son todos especímenes muy semejantes entre sí, fáciles de distinguir por sus carencias, tan singulares. En general viven vidas apagadas, más aún comparándolas con las encendidas vidas que encuentran en sus lecturas. Nunca les brillan los ojos frente a los demás, si no en la soledad de sus gabinetes, donde, rodeados de mamotretos y a la luz insana de las bujías, se sumergen en un río de palabras en el que afirman encontraar todo lo que lso demás buscan por las calles de las ciudades y los caminos perdidos de la tierra   (pág. 15)

 

Buscaba una novela histórica ambientada a principios de la Edad Moderna. Era un capricho. El impresor de Venecia era de los pocos que pasan el filtro (junto con el clásico Hereje de Delibes). Javier Azpeitia es editor experimentado, profesor de escritura y autor. Combinando muchas de estas facetas, dirigió hace años una exposición en la Biblioteca Nacional sobre Aldo Manuzio, impresor veneciano del Renacimiento. Usando los conocimientos adquiridos, presenta aquí una biografía novelada. La vida del impresor se cruza con la de personajes como Savonarola, Pico della Mirandola, Erasmo de Rotterdam (al que por cierto se tacha de pederasta) y el también impresor Andrea Torresani. Cada uno de estos personajes (y algunos más) cuentan con capítulos en los que desarrollan la historia a través de intervenciones en primera persona, generalmente mediante transcripción de sus monólogos. Coinciden en una Venecia en ebullición entre la irrupción de la imprenta, la moda de los nuevos conocimientos clásicos y su violento enfrentamiento al cristianismo.

La obra combina la aventura, los toques irónicos y humorísticos (genial el pasaje sobre Aristóteles y Filis) y un declarado amor hacia el saber libresco y la cultura. Una novela curiosa, que se le con amenidad y que se puede recomendar con garantías a quien busque zambullirse en esta época.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s