Artículos de prensa

La conquista de Europa

Los ejemplos son múltiples, y van todos en la misma dirección: acomodar Europa a las necesidades alemanas. (Ángel Ubide)

http://economia.elpais.com/economia/2016/02/04/actualidad/1454605021_511385.html

¿Una integración internacional que se traduce en una limitación de la soberanía de los estados? ¿Una política social jalonada por crisis humanitarias? ¿Concesiones excepcionalmente discriminatorias a las potencias que amenazan con largarse y que suenan a parchetazos en el supuesto espíritu original de la Unión? ¿Una política económica que hace pender las posibilidades de gasto público de las fluctuaciones bancarias especulativas? ¿Una supeditación del poder político a la amenaza de la economía? ¿Un modelo de liderazgo basado en una locomotora que marca el ritmo de todos los vagones de cola?

Anuncios

Literatura: instrucciones de uso

¿Leer puede hacerte más feliz? […] Prefiero amenazar con un no leer seguro que te hace más tonto. Mucho más tonto de lo que piensas. Más que eso que estás pensando. (Rodrigo Fresán)

 

http://cultura.elpais.com/cultura/2016/02/03/actualidad/1454497660_313853.html

 

Precisamente a los pocos días de leer el último libro de Manuel Rivas, muy en esta línea otra reivindicación de la literatura, de esas que da gusto encontrarse, esta vez a cargo del escritor y periodista argentino Rodrigo Fresán (Buenos Aires, 1963). La literatura como herramienta para el crecimiento personal, para la lucidez, para la madurez, como anestésico para digerir la infelicidad y como garantía de serenidad.

 

 

El derecho a la ofensa

El único derecho que no deberíamos tener en una democracia es el derecho a no ser ofendidos (Flemming Rose).

El derecho a la ofensa, Flemming Rose, El País, 13/12/2015

 

Se echan de menos artículos tan lúcidos en la prensa diaria. La libertad de expresión es uno de los grandes logros que, al empuje de la globalización y la multiculturalidad, nos empeñamos en prostituir en un contexto de mojigatería e incultura. Porque es precisamente la cultura, el refuerzo de las opiniones que da el contraste y la inquietud, la que evita que nuestras ideas se deavalúen hasta el punto de que cualquiera es capaz de ofendernos. Esta falta de madurez personal e intelectual es una de las fuerzas que nos convierte en una sociedad de una decadencia irreversible.