Sin categoría

El lobo de Wall Street

Martin Scorsese, 2013

Guión: Terence Winter, basado en la nobela homónima de Jordan Belfort.

Reparto: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Margot Robbie, Kyle Chandler, Cristin Milioti, Rob Reiner, Matthew McConaughey…

Valoración:  

MúsicaHoward Shore

  • 2013: Premios Oscar: 5 nominaciones, incluyendo mejor película y director
  • 2013: Globos de Oro: Mejor actor de comedia (Dicaprio). Nomin. a mejor película
  • 2013: Premios BAFTA: 4 nominaciones, incluyendo Mejor director
  • 2013: Satellite Awards: 5 nominaciones, incluyendo mejor película y director
  • 2013: Sindicato de Directores (DGA): Nominada a Mejor director
  • 2013: Sindicato de Guionistas (WGA): Nominada a Mejor guión adaptado

(entre otros)

 

Adaptación de las memorias homónimas de Jordan R. Belfort, en las que relataba su pasado como corredor de bolsa, El lobo de Wall Street es una película más que se inscribe en el popular género consistente en arremeter contra la bolsa, el mercado de valores y el capitalismo especulativo, en la línea de la reciente La gran apuesta (comentada también aquí). Leonardo di Caprio interpreta a Belfort en la vorágine de dinero fácil y derroche en la que consiguió sumergirse, pues desde siempre había sido su pasión.

La pericia narrativa de Scorsese y una interpretación muy solvente de di Caprio aligeran un metraje excesivo, y acaban hilvanando equilibradamente el espectáculo con una comprometida y necesaria vocación de denuncia. Puede que demasiado escorada a veces al histrionismo, tal vez sea esta la causa del poco botín que recogió en la edición de 2013 de los Óscar.

 

Anuncios

El renacido

González Iñárritu, 2015

Guión: Mark L. Smith y Alejandro González Iñárritu, sobre la novela de The revenant: a novel of revenge de Michael Punke de 2002.

Reparto: Leonardo DiCaprio, Tom Hardy

Valoración:  

Música: Carsten Nicolai & Ryûichi Sakamoto; Fotografía: Emmanuel Lubezki; Duración: 156′

  • 2015: 3 Óscar: mejor director, actor (DiCaprio) y fotografía. 12 nominaciones.
  • 2015: 3 Globos de Oro: Mejor drama, director y actor (DiCaprio)
  • 2015: 5 BAFTA: Mejor película, director, actor (DiCaprio), fotografía y sonido
  • 2015: Critics Choice Awards: Mejor actor (DiCaprio) y fotografía
  • 2015: Sindicato de Directores: Mejor director y película
  • 2015: Sindicato de Actores: Mejor actor (DiCaprio)
  • 2015: Satellite Awards: mejor actor (DiCaprio). 5 nominaciones
  • (entre otros)

 

Efectivamente, se acaban confirmando las expectativas que algunos pudieran tener antes de ver El renacido. La impresión de que, sin ser mala película, es una herramienta para solucionar de cualquier manera que Di Caprio aún no hubiese ganado la estatuilla. Y, como ha pasado en otras ocasiones, este afán por conceder el premio parece provocar que se conceda a un papel correcto, pero no memorable, o por lo menos no especialmente sobresaliente respecto a otras de sus mejores interpretaciones: Django desencadenado, Shutter Island.

El escenario de El renacido es el inhóspito invierno de las llanuras americanas en el siglo XIX. La baza por la que se apuesta es la intensidad de la lucha por la supervivencia. Y la fuerza que alienta esta lucha, el deseo de venganza. Si el amor es capaz de mover montañas, ¿qué es capaz de mover el odio? ¿Puede el ansia de venganza mantenernos con vida en una interminable lucha contra el dolor? ¿En una odisea contra la naturaleza? Las escenas que no son trepidantes son muy comunicativas, y en todas ellas la fotografía es espectacular y merecedora de otro Óscar que acabó ganando. Por último, también fue galardonada la dirección de Iñárritu. De las otras nominadas sólo he visto Spotlight, que también podría habérselo llevado, y La gran apuesta; y he de decir que no me parece inmerecido, por haber configurado una reformulación original del western en la que el vacío que deja la falta de contenido se rellena con emociones fuertes y con nevadas de dos metros de espesor.

La gran apuesta

Adam McKay, 2015

Guión: Adam McKay y Charles Randolph, basados en la novela homónima de Michael Lewis

Reparto: Christian Bale, Steve Carell, Ryan Gosling, John Magaro, Finn Wittrock, Brad Pitt

Valoración:   

Música: Nicholas Britell; Fotografía: Barry Ackroyd; Duración: 123′

  • 2015: Oscar: Mejor guión adaptado. 5 nominaciones inc. mejor película
  • 2015: Globos de Oro: 4 nominaciones incluyendo mejor película comedia o musical
  • 2015: BAFTA: Mejor guión adaptado
  • 2015: National Board Review (NBR): Mejor reparto
  • 2015: Critics Choice Awards: Mejor comedia, actor comedia (Bale) y guión adaptado
  • 2015: Críticos de Los Angeles: Mejor montaje
  • 2015: Sindicato de Guionistas (WGA): Mejor guión adaptado
  • 2015: Satellite Awards: Mejor actor de reparto (Christian Bale). 2 nominaciones
  • 2015: Asociación de Críticos de Chicago: Mejor guión adaptado. 3 nominaciones

 

Al comienzo de la gran crisis económica, unos pocos inversores anónimos fueron los únicos que supieron anticiparse al riesgo que implicaba asumir que los precios del sector inmobiliario debían seguir siempre al alza. Reaccionaron con La gran apuesta, una inversión en contra del mercado que les hizo inconmensurablemente ricos mientras el mundo entero se escapaba por el retrete. Partiendo de los acontecimientos reales narrados por Michael Lewis (Nueva Orleans, 1960) en su obra homónima (Debate, 2013), McKay nos revela una nueva muestra de la historia de la infamia del capitalismo especulativo. Y lo hace de forma vistosa, pese a lo forzado que puedan parecer por momentos Christian Bale y Brad Pitt. A través una marabunta de ininteligible jerga bursátil sobre la que, no obstante, se lleva en todo momento en volandas al espectador hacia un mensaje certero y desolador que consiste en constatar en manos de quién está su futuro.

 

La chica danesa

Tom Hooper, 2015

Guión: Lucinda Coxon, basada en la novela homónima de David Ebershoff

Reparto: Eddie Redmayne, Alicia Vikander

Valoración:   

Música: Alexandre Desplat; Fotografía: Danny Cohen; Duración: 120′

  • 2015: Óscar: Mejor actriz de reparto (Alicia Vikander). 4 nominaciones.
  • 2015: Premios BAFTA: 5 nominaciones, incluyendo Mejor film británico.
  • 2015: Globos de Oro: Nom. a Mejor actor (Redmayne), Actriz (Vikander) y Música.
  • 2015: Satellite Awards: Mejor actriz de reparto (Alicia Vikander). 7 nominaciones
  • 2015: Critics Choice Awards: Mejor actriz de reparto (Alicia Vikander)
  • 2015: Sindicato de Actores (SAG): Mejor actriz secundaria (Alicia Vikander)
  • 2015: Asociación de Críticos de Chicago: Nominada a Mejor actor (Redmayne)

 

En 1930, en plena Europa de entreguerras, Lili Elbe se sometió a la primera cirugía de cambio de sexo de la historia, un procedimiento que por entonces estaba en etapa totalmente experimental. Por ello, y por el valor que hay que reunir en la búsqueda personal y en la lucha contra toda una conciencia colectiva, es hoy uno de los referentes para los transexuales. Nació como Einar Wegener, un pintor de éxito que descubrió su verdadera naturaleza posando como modelo para su mujer, la también artista Gerda Wegener. Lo que comenzó como una predilección por el travestismo y los vestidos de mujer, acabó convirtiéndose en un dique que había estallado y un caudal de dolor en el cual ya no tiene sentido nadar a contracorriente. Esta historia fue narrada en 2000 por David Ebershoff (Pasadena, California, 1969), y ahora adaptada al cine por Tom Hooper, en una obra que tiene como punto fuerte la interpretación de Redmayne, que despliega, como ya hiciera con La teoría del todo el año pasado, sus interminables miradas al vacío, su aire disperso, sus sorprendidas llamadas de atención; recursos que no van mal en la mayoría de escenas y planos pero se acaban convirtiendo en objeto de abuso. Algún escalón por encima está Alicia Vikander en el papel de Gerda, y ella acabó siendo merecedora del Óscar. Ambas interpretaciones consiguen una gran indagación en la profundidad psicológica de los personajes y en el dramatismo de unos acontecimientos que, desde la intimidad de un amor sin fisuras, se convirtieron en una historia para la eternidad.

La juventud

Paolo Sorrentino, 2015

Guión: Paolo Sorrentino.

Reparto: Michael Caine, Harvey Keitel, Rachel Weisz, Paul Dano

Valoración:   

Música: David Lang; Fotografía: Luca Bigazzi; Duración: 118′

 

  • 2015: Óscar: Nominada a mejor canción
  • 2015: Premios César: Nominada a mejor película extranjera
  • 2015: Globos de Oro: Nominada a mejor actriz de reparto (Fonda) y canción original
  • 2015: Premios del Cine Europeo: Mejor película, director y actor (Michael Caine)
  • 2015: Satellite Awards: Nominada a Mejor actriz de reparto (Jane Fonda)
  • 2015: Critics Choice Awards: Nominada a mejor canción original

 

Tras el éxito de La gran belleza, Sorrentino parece querer reutilizar la fórmula que fuera merecedora del Óscar. Vuelve la nostalgia. Lo que en su anterior película era desdén por la vida es ahora añoranza por la juventud perdida, por los años sacrificados en el altar de un sueño estigmatizante: el arte, una vez más. En La gran belleza Jep Gambardella era un escritor de éxito, y ahora Fred Ballinger (Michael Caine) es un compositor musical de fama mundial. El mismo prototipo de antihéroe rumia su melancolía en un balneario de lujo en los Alpes suizos, donde los fantasmas del pasado se amontonan entre imágenes de decadente belleza. Se puede criticar la falta de originalidad. Estamos ante una versión de La gran belleza en miniatura. Pero lo que no se le puede negar a Sorrentino es la capacidad para los alardes de crepuscular elocuencia gráfica. La poesía hecha cine. Entre grandes personalidades y viejas glorias de fama mundial en irreversible proceso de descomposición, cegadores destellos de perfección que contrastan grotescamente con las ruinas de lo efímero.

 

Macbeth

Justin Kurzel, 2015

Guión: Todd Louiso, Jacob Koskoff, Michael Lesslie, basado en la obra original de Shakespeare.

Reparto: Michael Fassbender, Marion Cotillard, David Thewlis, Elizabeth Debicki, Jack Reynor, Sean Harris

Valoración:   

Música: Jed Kurzel; Fotografía: Adam Arkapaw; Duración: 113′

 

  • 2015: Festival de Cannes: Sección oficial largometrajes a concurso
  • 2015: Premios Goya: Nominada a mejor película europea
  • 2015: Satellite Awards: Nominada a mejor dirección artística y vestuario

 

Nueva adaptación del clásico de Shakespeare que narra la ambición desmedida del noble escocés, alimentada por los vaticinios de unas misteriosas brujas, y que le empujan a enloquecer y a la más alta traición. Esta versión, celebrada pero que no parece estar a la altura de los clásicos de Orson Wells o de Kurosawa (los cuales yo no he visto), puede contar en su haber con una ambientación basada en una fotografía espectacular, que bien se merece nombrar al autor, Adam Arkapaw, y con una interpretación notable por parte de Michael Fassbender, si bien yo también destacaría a Marion Cotillard y a Sean Harris como personaje secundario.

La forma de narrar épica y onírica por la que opta Kurzel está en gran sintonía con los delirios en los que sucumbe el protagonista y que desde su creación resuenan a lo largo y ancho de toda la historia de la literatura universal.

 

No es mi tipo

Lucas Belvaux, 2014

Guión: Lucas Belvaux, de la novela homónima de Philippe Vilain, premio Scrivere per amore 2012

Reparto: Emilie Dequenne, Loïc Corbery, Sandra Nkake

Valoración:   

Música: Frédéric Vercheval; Fotografía: Pierric Gantelmi d’Ille; Duración: casi 2h

 

  • 2014: Premios César: 2 nominaciones, incluyendo Mejor actriz (Emilie Dequenne)

 

Un profesor de instituto de filosofía, intelectual consolidado en París y autor de varios libros, es destinado a Arrás, una pequeña localidad de unos pocos más de cuarenta mil habitantes, a la que por cierto la fotografía le saca muy buen partido. Adicto, como estereotipo del pensador parisino, a la capital, le aterra la idea de criar malvas en un pueblucho dejado de la mano de Dios. Allí conoce a una joven peluquera con la que comienza una relación, más como forma de combatir el marchitamiento que por verdadero interés. Pronto, las incompatibilidades entre un intelectual atormentado y una despreocupada peluquera salen a la luz, tomando la forma de profundos problemas de comunicación y entendimiento.

El problema es que, aunque se plantean temas interesantes, aunque se bordea la soledad, la exigencia sentimental o la confidencia, todo está cubierto por una costra de puerilidad y desaprensión muy difícil de digerir. Yo diría que es intencionada. El personaje protagonista, el profesor de filosofía, es bastante cargante; su compañera de instituto suena muy forzada; y el personaje de Jenny, la peluquera, es sencillamente una niña de diez años en el cuerpo de una mujer de treinta. Una reflexión que podría ser interesante se presenta con una edulcoración tan extraña que acaba malograda. Quizás en un futuro alguien recoja la idea y pueda hacerle justicia en un remake más adulto.

El hijo de Saúl

László Nemes, 2015

Guión: László Nemes, Clara Royer

Reparto: Géza Röhrig, Levente Molnár, Urs Rechn

Valoración:   Imagen1.png

Música: László Melis; Fotografía: Mátyás Erdély; Duración: 1 h 45′

 

  • 2015: Premios Oscar: Nominada a Mejor película de habla no inglesa
  • 2015: Festival de Cannes: Gran Premio del Jurado y Premio FIPRESCI
  • 2015: Globos de Oro: Mejor película de habla no inglesa
  • 2015: National Board Review (NBR): Mejor film extranjero
  • 2015: Directors Guild of America (DGA): Nominado a mejor nuevo director
  • 2015: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor ópera prima
  • 2015: Critics Choice Awards: Mejor película de habla no inglesa
  • 2015: Críticos de Los Angeles: Mejor película extranjera

        (entre otros reconocimientos)


 

Creo que es la primera vez que me pasa esto. Una película celebradísima pero que a mí no me provocó más que unas ganas irresistibles de salir de la sala. El tema es el Holocausto; la historia de un recluso judío en su intento por dar sepultura digna a su hijo. El problema es la forma de contar, planos-secuencia continuos donde sólo está enfocado el protagonista. Según algunas opiniones que he leído, favorece la crudeza y el impacto del mensaje, pero a mí me resultó tan incómoda que me quitó las ganas de intentar meterme en la acción. ¿Ahí está la gracia de la película? Desde luego, la obra incomoda, pero parece que no por los motivos que debiera. No por el contenido. Es como si un libro se pretendiera provocador no por lo que cuenta, sino porque las letras están borrosas y cabrea leerlo. Definitivamente, no puedo recomendarla.

 

 

Los odiosos ocho

Quentin Tarantino, 2015

Guión: Quentin Tarantino

Reparto: Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Jennifer Jason Leigh, Demian Bichir, Walton Goggins, Tim Roth, Bruce Dern, Michael Madsen

Valoración:   

MúsicaEnnio Morricone; Fotografía: Robert Richardson; Duración: 2 h 45′

 

  • 2015: Premios Oscar: 3 nominaciones: Actriz sec. (Jason Leigh), Fotografía, BSO
  • 2015: Globos de Oro: Mejor banda sonora original
  • 2015: Premios BAFTA: 3 nominaciones, incluyendo actriz de reparto (Jason Leigh)
  • 2015: National Board Review (NBR): Top 10, actriz sec. (Jason Leigh), guión original
  • 2015: Critics Choice Awards: Mejor banda sonora
  • 2015: Críticos de Los Angeles: Nominada a Mejor banda sonora

 

There won’t be many coming home. Roy Orbison declara intenciones desde el primer momento. Aunque no hacía falta; quien entra en la sala ya sabe muy aproximadamente lo que va a encontrar en Los odiosos ocho. El nombre de Tarantino es suficiente reclamo. Vende solo. Tanto, que parece que no hace falta ni un argumento en el sentido serio de la palabra; basta con empaparlo todo de sangre al ritmo de Morricone.

Más allá de miembros amputados y balazos a bocajarro, el planteamiento es al menos algo original: sólo dos escenarios, un far west anormalmente blanco y un despliegue coral de nombres archiconocidos, entre los que destaca la interpretación de Samuel L. Jackson, Jennifer Jason Leigh y Walton Goggins.

Creo que desde Kill Bill estamos asistiendo a una lenta decadencia, jalonada antes por Malditos Bastardos y Django desencadenado. Que se está fiando una parte cada vez más importante del producto al tirón de una fama. Que Tarantino se convierte en el producto en sí mismo, y sus películas en lienzos, en meros soportes de nuevas reposiciones de un mismo estilo, muy estridente y muy personal, pero cada vez más vacío si cabe de contenido.

 

Requisitos para ser una persona normal

Leticia Dolera, 2015

Guión: Leticia Dolera

Reparto: Leticia Dolera, Manuel Burque, Jordi Llodrà, Silvia Munt

Valoración:   

Fotografía: Marc Gómez del Moral

MúsicaLuthea Salom

Duración: 1`5 h

 

Más conocida por su faceta como actriz, Leticia Dolera dio el año pasado el salto a la palestra como directora y gionista al socaire de la crisis con Requisitos para ser una persona normal, una historia de entre miles, de una joven que se enfrenta al mendigar entre ofertas de trabajo basura, al volver a casa de los padres, a las penosas condiciones laborales y, lo que es más importante, a su propia autoestima, embestida por una situación socioeconómica que condiciona lo personal y que es un desafío continuo. Desde un humor encantador, Dolera prepara todo este fango para construir sobre él una torre de marfil y demostrarnos que, por muy desalentador que sea el mundo que nos espera allí afuera, es posible la felicidad y la esperanza. A quien escribe estas líneas, inmerso en una situación sociolaboral muy similar a la de los protagonistas, el lenguaje a veces simplista e incluso bobalicón no le impidió ser alcanzado por un mensaje de optimismo escrito con pericia, ejecuta con solvencia y rematada por una banda sonora que da en el clavo. Desbordante de una calidez que reconforta; un golpe de autoestima totalmente de agradecer.