Y decirte alguna estupidez por ejemplo te quiero

El juego sigue sin mí

Martín Casariego Córdoba (Madrid, 1962), 2015.

Siruela, 1ª ed. 213 páginas.

Premio Café Gijón 2014

Fue un ladrón especial, pues me robó, sí, pero durante años he pensado que me dio mucho más de lo que me quitó. Hoy no estoy tan seguro. Es posible que gracias a él me apartara del mal camino. No lo sé.     (p. 13)

Martín Casariego Córdoba (Madrid, 1962) compagina la escritura de guiones, cuentos y ensayo, con la de novelas, terreno en el que parece ser que tiene predilecciones por los temas juveniles, que son los que se abordan en su novela más vendida y conocida hasta el momento: Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero (1995), que vendió más de 150.000 ejemplares en España. Su última novela, Como los pájaros aman el aire (Siruela, 2016), de temática igualmente amorosa, ya goza con el favor de la crítica (http://www.elcultural.com/revista/letras/Como-los-pajaros-aman-el-aire/38816).

El juego sigue sin mí es su penúltima novela, e igualmente exitosa: premio Café Gijón 2014. Narra la relación de Ismael, un chaval de instituto, con Rai, un profesor particular al que han contratado sus padres para intentar mejorar las calificaciones de su hijo. Pronto, Ismael descubrirá que Rai no es como los demás chicos, le rodea un aura especial, una confianza en sí mismo y en su extravagancia que lo han hecho mucho más libre que cualquier otra persona a la que Ismael haya conocido. Puede parecer algo simplista, y de hecho en parte la infancia aparece distorsionada por la idealización en la novela; pero más allá de eso, Casariego sabe empatizar con el pasado que nunca ha dejado de acompañarnos, con las decepciones que se fraguan al terminar la adolescencia y las astillas que los sueños, al estallar, nos dejan clavadas. Novela de formación plagada de sensibilidad que nos obliga a una benéfica nueva batalla contra nosotros mismos.